RECUERDOS DE MI INFANCIA.EL DIA DE TODOS LOS SANTOS.EL DIA DE DIFUNTOS.

RECUERDOS DE MI INFANCIA.EL DIA DE TODOS LOS SANTOS.EL DIA DE DIFUNTOS.

RECUERDOS DE MI INFANCIA.EL DIA DE TODOS LOS SANTOS.EL DIA DE DIFUNTOS.

Recuerdo en aquellos cristeños atardeceres oscuros,fríos y misteriosos de bien entrado el otoño, en vísperas o cerca de todos los fieles difuntos,de cómo comentábamos en cuadrilla, sentados en los bordillos de las aceras, que los muertos andaban rondando por los tejaos y teníamos que andar con cuidao.

Pero los recuerdos más frescos los tengo junto a mi padre, en aquellas interminables mañanas de difuntos en los cementerios del Pozo de la Serna y después del pueblo.Don Patricio, el cura, iba recitando responsos a 5 pesetas los responsos cantados y a un poco menos los rezados.Delante de la tumba de cada difunto.Con solemnidad.Los allegados del difunto, delante de la tumba, esperando el turno del responso.CLIN,CLIN! mientras Don Patricio iba haciendo caja.Las cosas eran así,cuando yo tenia seis o siete años.» Requiem Aeternam dona eis, Domine, et lux perpetuae luceat eis. Requiescant in pace. Amen… Pater noster, qui es in caelis:sanctificetur Nomen Tuum;adveniat Regnum Tuum;fiat voluntas Tua,sicut in caelo, et in terra.Panem nostrum cotidianum da nobis hodie;et dimitte nobis debita nostra,sicut et nos dimittimus debitoribus nostris;et ne nos inducas in tentationem;sed libera nos a Malo.…»

Y así una i mil veces en aquellas mañanas frescas y luminosas.Entonces aún existía el cementerio viejo:allí estaban enterrados mis ancestros.Y les rezaba.Le preguntaba al alguazil (Francisco «el manco») en donde estaban enterrados los padres de mi padre.El cementerio viejo estaba ya en muy malas condiciones.

Del cementerio nuevo,acabado de estrenar,me llamaba la atención el «cuadrilátero reservado para el señor cura.Me daba mucho respeto una cripta cúbica que se entraba en la tierra desde donde se podían ver, a través de una puerta, algunos ataúdes alineados como en estanterías.

Qué días aquellos, de misterios,miedos y aventuras!

Y aquel ataúd misterioso en las escaleras de la subida a la torre…!qué miedo!.Mi padre me decía que estaba reservado para algún pobre que no tuviera posibles.

Y la tumba reservada para don Patricio en el altar mayor junto a otra tumba ya ocupada por el Rvdo Gabriel Campillo.Aún me acuerdo del día en que solemnemente fué reenterrado allí.

Recuerdos…no hagáis caso.Sólo són recuerdos!

INCARDINATS

AVUÍ

QuatretondaDigital és un lloc lliure per a gent lliure.

ARA MATEIX

Users: 5 cercadors

CONTACTA AMB NOSALTRES

unaveudequatretonda@gmail.com

LA CAPELLA RESTAURADA

IN MEMORIAM VICTIMES DEL COVID-19 A QUATRETONDA

VIDEOCARATULA QD

AL MEU POBLE

HISTÒRIC DE PUBLICACIONS

QUARTONDINA PRIMAVERA

LAS CINCO CARTAS

CLIKA SI T’INTERESSA

GUIRIGALL.POEMES.

ROSELLES QUARTONDINES